El 20 de diciembre la clase de 4º visitamos la Almazara de Campo de Criptana, que es un molino para hacer aceite. Un señor muy amable nos enseñó toda la fábrica y explicó el proceso.


Primero vimos la tolva, que se maneja desde un panel de control, donde se echa la aceituna y se controla que no se mezcle las de una persona con las de otra, el ventilador o limpiadora, que sirve para quitar las chinas, piedras, barro y otras cosas. Nos dijo que la cinta transporta las aceitunas al ventilador o limpiadora a través de tres fases y que una pesadora gigante pesa las aceitunas una vez han pasado por la lavadora.
Nos hemos enterado de que reciclan mucho y que las hojas que sobran se las dan a los pastores.
A continuación pasa por el molino, que tiene aspas y acaban en martillos. Allí se machacan las aceitunas y en una máquina de al lado echan una especie de harina que se llama talco. Después la masa va a las batidoras.  En el decantador la masa se bombea por un tubo que forma  tres anillos. Cuando la masa está sólida el aceite se separa de ella. Ahí se termina el proceso de elaboración del aceite.
Nos ha dicho que la centrífuga vertical es la máquina más importante del proceso y que hay un puente que sirve para mover las máquinas averiadas.
El aceite limpio pasa por una máquina que llega hasta la bodega donde hay unos depósitos muy grandes. Desde ahí ya está listo para vender, unas veces se lo llevan en camiones y otras lo envasan para venderlo allí en la tienda.
Al final vimos una máquina que envasa el aceite en garrafas  o en botellitas y le ponen el nombre de Chitrana.
Nos ha enseñado todos los tipos de aceituna que existen, pero la típica de aquí es la Cornicabra.
Cuando ya nos íbamos nos han regalado una botellita de aceite. Lo hemos pasado muy bien y hemos aprendido mucho.

En línea

Tenemos 58 visitantes y ningun miembro en Línea